jueves, 17 de mayo de 2018

ABORTO: 11º PLENARIO DE COMISIONES - 17 DE MAYO- TURNO TARDE

Seguinos en facebook

NOTIVIDAAño XVIII, Nº 1101, 17 de mayo de 2018

ABORTO: 11º PLENARIO DE COMISIONES – 17 DE MAYO - TURNO TARDE

Concluyó esta tarde la undécima audiencia sobre la legalización del aborto. A continuación, la síntesis de las exposiciones.

Mónica Aciar (Fonoaudióloga, T.del Fuego): Destacó que “Latinoamérica es la segunda región de mundo con más embarazos adolescentes” y que “en Argentina uno de cada seis nacimientos corresponde a adolescentes”. Afirmó que la maternidad en esa etapa es más frecuente en mujeres de bajos recursos. Habló de la niñas y adolescentes que ven “interrumpida” su vida por la falta de ciertas políticas públicas y reclamó educación sexual, anticonceptivos y aborto.

Abel Albino (CONIN): Aclaró que hace 46 años que es pediatra y que es miembro de la Academia Nacional de Medicina. “El aborto es la mayor tragedia del siglo XX no sólo por la cantidad, sino, además, porque, para que exista un aborto, tiene que haber una madre que autorice que a un niño se lo despedace dentro de ella”. Relató que vio a chicos destrozados por el aborto en tachos de basura y en baldes en el hospital público de Tucumán, donde hizo su residencia. “Es la claudicación ética de la historia de la humanidad”. “El niño no es parte del cuerpo de la madre, está dentro del cuerpo de madre”. Definió al aborto como una práctica criminal contraria a la moral. “Matar es lo opuesto a curar y los médicos somos profesionales del arte de curar”.  “Matar a una criatura indefensa es cobarde, es miserable, es vil, no tiene justificación”. Advirtió que los abortos clandestinos no desparecen con la legalización porque como es una “acción vergonzosa” se sigue haciendo clandestinamente. Describió al embrión con palabras del Profesor Lejeune y repitió su exhortación: Digan que ese pequeño hombrecito les moleta y que lo quieren eliminar. Díganlo con claridad

Luz Scarpati (periodista feminista fueguina): Recordó el reclamo por aborto en las marchas NiUnaMenos. Repitió que se realizan medio millón de abortos al año y que la clandestinidad “afecta especialmente a las mujeres pobres”. Se quejó de los médicos que, en su provincia, son objetores de conciencia. Fustigó a jueces fueguinos que defienden la vida y frenaron la distribución y comercialización de las “píldoras del día después” y a los legisladores provinciales que declararon al 25 de marzo como “Día del Niño por Nacer”.

David Frol (“Obispo de la Iglesia de Jesucristo de los santos últimos días”): Leyó parte de un documento de los mormones que habla de la vida y de la familia. "Todos los seres humanos son creados a imagen de Dios, cada uno es un amado hijo o hija, y como tal tiene un destino divino". Mencionó los deberes entre los esposos y entre padres e hijos. “No se puede ejercer un injusto dominio sobre nadie”. “Los padres tienen el deber de criar a sus hijos con amor y rectitud". Pidió sistemas de protección para las embarazadas en riesgo y que se agilice la adopción.

Víctor Urbani (exministro de Salud de Jujuy): Dijo que “con los argumentos del Dr. Albino se podría criminalizar a todas las mujeres que usan el DIU”. Reiteró que se realizan 500.000 abortos al año y enfatizó que “hay 60.000 egresos hospitalarios” anuales por complicaciones. Resaltó que el aborto “no es un tema religioso”, sino de “salud pública”. Repitió que por la clandestinidad “mueren las mujeres pobres”. Sostuvo, contrariamente a lo que habían dicho otros, que “el aborto es la primera causa de muerte materna” y que hay subregistro. “Despenalizar el aborto es justicia social”.

Rodolfo Vigo (ExMinistro de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe, presidente de la Asociación Argentina de Filosofía del Derecho): “El derecho está para que la sociedad y sus miembros puedan vivir mejor “¿Quién define el bien humano?” preguntó, y aseguró que hemos escuchado muchas posturas relativistas que creen que los que advierten errores son “paternalistas”. “Un subjetivista ético se podría oponer a pagar impuestos”. Expuso que la legalización del aborto no es una discusión teológica y que no es de izquierda o de derecha, tampoco es una disputa entre progresistas o retrógrados. Hay conductas que no se pueden convertir en buenas por su legalización, indicó y dio como ejemplos: matar y torturar.  

Andrea Paz (Socióloga): Contó que su bisabuela murió, en la década del 30, en un aborto clandestino pero que ella abortó en mejores condiciones. “El embarazo terminado en aborto es la primera causa de muerte matera”. Deslizó que hay abortos que no se registran y denunció que “las muertes maternas por causas indirectas vienen creciendo en los últimos años”. “Queremos una ley que garantice el aborto voluntario”.

Denisse Jaldín Tapia (Abogada, San Luis): “Ya se ha demostrado sobradamente que la vida del niño por nacer tiene protección en nuestro plexo normativo” y que las recomendaciones de los comités de DDHH “no son vinculantes”, al igual que los fallos de la Corte Interamericana cuando el “estado no es parte”. Por lo tanto, el debate, además de “cruel e injusto”, es “anti-jurídico”. Analizó el proyecto de la “Campaña”, en particular la posibilidad de que los menores aborten si autorización de los padres. “No se puede abandonar a la menor a su suerte”. Señaló que el abusador de una menor, si pertenece a su ámbito doméstico, la podría llevar a abortar.

Mabel Bellucci (Periodista feminista e investigadora queer de la “Campaña por el derecho al aborto): Comenzó citando a Simone de Beauvoir: “La libertad comienza por el vientre”. Mencionó diversos hitos de la lucha feminista en EEUU. "Es a través de este relato histórico que homenajeo la audacia de todas aquellas activistas que no sucumbieron ante el silencio". Narró que ella abortó “en condiciones de privilegio”.

Paloma Delacre (Asociación Gruta de Belén, Uruguay): Habló de la Ley de aborto que Uruguay aprobó en 2012. Incluye, entre otras cosas, aborto a demanda hasta la semana 12, explicó, y denunció que jamás se hace una ecografía “para no culpabilizar a la mujer, ni visibilizar al hijo”. Destacó el incremento de la cantidad de abortos que se produjo tras la legalización en España, Gran Bretaña y EEUU, y mencionó expresamente las cifras anuales del Uruguay. Mostró impactantes láminas de abortos hechos en el segundo trimestre. Aseguró que, en el país vecino, a pesar de la legalización, sigue habiendo abortos clandestinos, porque muchas mujeres prefieren que no quede registrado. Exaltó el valor de la maternidad.

Mariana Amaya (Abogada feminista): Al inicio pidió un minuto de silencio por las mujeres muertas en abortos clandestinos y después dijo que “durante milenios las mujeres hemos sido silenciadas sin consentimiento". "Se silencia la menstruación, los cuerpos trans, los besos entre esposas, a las que amamantan y muestran las tetas…”. Remató diciendo: “Nosotras al silencio no volvemos nunca más”.

Damaris Cattaneo (MediosRed): Se presentó como pastora de la Comunidad Redentor de Santa Fe. Se refirió al caso de Ayelén, una niña de 11 años que en 2011 quedó embarazada, fruto del abuso reiterado de su padrastro. Refirió que el nacimiento de Mía, la hija de Ayelén, permitió meter preso al abusador. Denunció que en Santa Fe dejan morir a los bebés en una palangana tras un aborto hecho en una etapa avanzada de la gestación.

Nerea Tacari (Trabajadora social lesbiana, “Socorristas en red”-Santa Fe): “Ser sujetas de derechos es poder decidir”. Afirmó que “las mujeres abortamos todos los días”. Refirió el caso de Ana María Acevedo, la joven madre a la que se le diagnosticó un cáncer terminal estando embarazada. “La objeción de conciencia es un privilegio del patriarcado”. “El aborto por causales deja el poder en manos de la corporación médica”. “Es traumático que nos obliguen a continuar con un embarazo no deseado”. "Hay que romper con el mito de la maternidad obligatoria".

Edgardo Tosoni (Psicólogo, CIEC): Dijo que se esgrimen argumentos falaces y demagógicos para justificar los abortos, y que “la evidencia científica” es irrefutable. “El aborto no nos hace progresistas, por el contrario, nos hace retroceder como sociedad”. La mal llamada educación sexual integral no sólo carece de integralidad, sino que, además, está atravesada por una mirada ideologizada que intenta imponer la “ideología de género”. Hay que mejorar los sistemas de salud pública, eso garantiza la reducción de la mortalidad materna. Basta de decir que “con el aborto solucionamos los problemas de las mujeres pobres”.

José “Pepe” Cibrián (actor): Somos argentinos y “no somos enemigos”. Recordó que habló en el Senado en el debate por “matrimonio igualitario” y criticó la carta del entonces Card. Bergoglio que enmarcaba aquella ley en un “plan diabólico”. A los gritos realizó una actuación fuera de lugar. Cuando le avisaron, como a todos los expositores, que le quedaba un minuto, en tono alzado dramatizó: "en algún lugar de nuestro país, en un río, en una casucha, hay una joven que se introduce metales en su cachucha, que se está desangrando y que no sabe que se va a morir en un minuto".

Claudia Bertellino (Psicóloga, Sta.Fe): Habló de las consecuencias psicológicas del aborto y para eso describió el vínculo entre la madre y el hijo. Destacó que desde el primer momento hay un diálogo molecular entre el embrión y la madre, que el aborto quiebra abruptamente. Eso es lo que produce la experiencia traumática que se conoce como síndrome post aborto. Habló de su experiencia en el acompañamiento de mujeres que han abortado, y concluyó que el aborto “seguro” no existe, desde el punto de vista de la salud psíquica. “El aborto es violencia contra el niño y contra la mujer”.

Lucila Puyol (Abogada de la Agrupación Hijos): Dijo que los provida nombran convenciones internacionales, pero ignoran las recomendaciones de los comités de seguimiento de esos tratados y enumeró algunas. Basándose en una nota de la Revista Criterio indicó que la Declaración que hicieron los obispos en mayo no se condice con las exposiciones de los ponentes católicos. "Ningún texto de la Iglesia afirma que el embrión es persona".

Gino Casas (Traumatólogo, ABUA-Asociación Bíblica Universitaria Argentina): “El embarazo no es una patología, que hay que prevenir”. “Ser libre no es hacer lo que uno quiere”. “El parto es sólo un episodio en la vida del bebé, como “el destete o la maduración pulmonar”. “La planificación familiar es fundamental”. “Si no quiero ser padre tengo que tener las herramientas necesarias”, “el método de los días es el menos seguro”. “Estamos de acuerdo con la educación sexual temprana”. “Acá falta una educación sexual de verdad”, no una clase cada tanto"

Rosa Mahffuz (Psicóloga, “Red de profesionales por el derecho a decidir”): Trabaja en el Municipio de Morón “acompañando” a mujeres que abortan. Afirmó que “no existe el síndrome post aborto”. “Un aborto no es traumático, sí pueden serlo las condiciones en las que se aborta”. La clandestinidad produce “culpa”.  “La condena moral trae sufrimiento psíquico”. “Las mujeres acompañadas dentro del sistema de salud, tras el aborto, sienten alivio”.

Erich Bertuzzi (Abogado, Miembro del Consejo Directivo de ACIERA): El sentido común, dijo, es el punto de vista básico, obvio, “lo primero que se nos presenta”. “El sentido común nos ayuda a no sucumbir”, afirmó, y agregó que los niños responden con sentido común “a los grandes dilemas”. Contó que le mencionó a su hijo “la interrupción del embarazo” y que la primera pregunta del niño fue “¿qué le pasa al bebé cuando lo sacan de la panza?”

María Eugenia Vaccatelo (Docente, Corriente Popular Juana Azurduy): Recordó que el 17 de mayo, es el “Día mundial de lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género”. Refirió que los que trabajan en las aulas son “referentes de confianza” y admitió que hablan de aborto desde hace mucho, pero cuando sus estudiantes se acercaron a los servicios de salud, “reclamando su derecho”, en general, “fueron expulsadas”.

Alfredo Solari (Ex Ministro de Salud y actual Senador por el Partido Colorado en Uruguay.): Aseguró que el aborto es difícil para “la mujer, el entorno y la sociedad”, y agregó que no es un tema “que se pueda tratar en forma humorística” o “a los gritos y golpeando en una mesa”. Afirmó que “la mayoría de los abortos en EEUU se deben a embarazos no planificados, ocasionados principalmente porque no hubo anticoncepción efectiva o, directamente, porque no hubo anticoncepción de ningún tipo”. Exhortó a mejorar la “planificación familiar para no tener que recurrir al aborto”. Dijo estar de acuerdo con los dos primeros puntos del slogan de la “Campaña por el derecho al aborto” (educación sexual y anticoncepción), aunque no con el aborto. “El aborto es un mal evitable”.  Describió cómo se llegó al aborto en Uruguay, destacó que ya habían hecho “una suerte de legalización encubierta” con las consejerías en el año 2004, y que la ley del 2012 consagró el “derecho de la mujer a abortar”, que “no es lo mismo que dar una posibilidad”. Dijo que el aborto se banalizó con la ley y se terminó convirtiendo en el método de “planificación familiar” de los más pobres.

Martín Silberman (Sanitarista, Univ Arturo Jauretche): Habló de mortalidad materna e infantil y afirmó que ambas comparten los mismos determinantes, entre ellos, vivienda y educación. “La tasa de mortalidad materna es de 3,4 muertes cada 10 mil nacimientos” señaló, y agregó que hay altos niveles de subregistro. Comparó la tasa de mortalidad materna de la Ciudad de Buenos Aires y la de Formosa y dedujo que por aborto “se mueren las mujeres pobres”. “El número de abortos se reduce drásticamente con la legalización”, infirió Silberman, de un estudio publicado en The Lancet.

José Miguel Serrano Ruiz Calderón (Profesor de filosofía del derecho, Universidad Complutense de Madrid.): Explicó que el aborto que se presenta como un “fenómeno de liberación”, puede ser también un “signo de opresión” y describió el caso de Polonia. Destacó que una vez que una posición ideológica se embandera con la defensa de “ciertos derechos” se hace difícil exponer, porque parece que oponerse al aborto es hablar en contra de las mujeres.  No todo el mundo piensa que “el aborto es un mal”. Cuando se legaliza el aborto (“despenalización con procedimiento”) se crea un derecho subjetivo y una obligación, en este caso, la obligación del médico de “matar a un sujeto humano”. Habló del aborto eugenésico, fuertemente apoyado hace décadas por todo tipo de estados. “Esa eugenesia se ha vuelto ‘científica’ con el diagnóstico prenatal, que está dirigido a la eliminación de personas con discapacidad”. En España se elimina al 90% de las personas con discapacidad. “El sistema presiona para que las mujeres hagan las pruebas”. Señaló que ahora ya “no es una mujer que no puede soportar la idea de un hijo discapacitado” sino una mujer que “va a cargar a toda la sociedad” con un enfermo. Contó que le habían sugerido mencionar la relación entre: cantidad de abortos y educación; pero aclaró que él considera que la educación no reduce el número de abortos, “a menos que estemos hablando expresamente de educar en valores”. 

Carlota Ramírez (Psicóloga, Fundación Soberanía sanitaria”): Mencionó que abortó a los 20 años y que tuvo “suerte”. Ponderó los avances que, en materia de “derechos” de personas LGBT, se lograron en el Congreso y señaló que el aborto es una “deuda”. Dijo que no existe el trauma post aborto, “las emociones que resultan de las decisiones autónomas no so traumáticas”. “Queremos que dejen de decidir por nosotras”. “La legalización del aborto es sólo cuestión de tiempo”.

Juan Mareco (Ginecólogo, San Luis): Habló de los eufemismos que usan los partidarios de la legalización del aborto. “Las expresiones interrupción del embarazo y aborto seguro transmiten la idea de un procedimiento inofensivo, exento de riesgos y sin ningún tipo de secuelas, casi un trámite. Sin embargo, en la práctica es lo contrario". Explicó que “el misprostol se usa en embarazos de menos de 12 semanas”, pero a veces falla y el feto no es expulsado; o hay contraindicaciones que no permiten usarlo. En esas circunstancias, dijo, hay que usar el aspirador manual, que tiene una cánula de 12 mm. Manifestó que el “feto no pasa por esa cánula” y que el médico tiene que realizar un procedimiento que no está descripto en ningún protocolo, “destrozar al feto”. Remató pidiendo que “salvemos a los dos”.    

Débora Machuca (Enfermera lesbiana de la Red de “Profesionales por el derecho a decidir”): Denunció el desfinanciamiento del Programa de Salud sexual y Procreación responsable, la ausencia de políticas públicas con “perspectiva de género” y la falta de aplicación de las recomendaciones de la OMS. “No se puede forzar a las mujeres a maternar”.

Florencia Saintout (diputada provincial kirchnerista, BsAs): Comentó que fue a la cámara con jóvenes, “hijas de madres que parieron y abortaron”. “En la provincia hay una gobernadora, mujer, que se niega a aplicar el Protocolo de aborto no punible”. “La primera presa política de este gobierno es una mujer, Milagros Sala”. Resaltó la lucha feminista y elogió “a las pibas que salen a la calle y se pintan el cuerpo”. “Hemos luchado y hemos resistido”. “No hay vuelta atrás en el deseo colectivo”

Agustina Cantos (Abogada): “Este infanticidio no puede titularse derecho”. “La norma posterior deroga a la anterior” afirmó, y explicó que el artículo 86 del Código Penal es de 1921 y que la Reforma Constitucional de 1994 lo ha derogado. Citó convenciones internacionales y al Código Civil, que reconoce la personalidad del embrión desde el momento de la concepción. Destacó que a la persona por nacer se le reconocen derechos patrimoniales y remarcó que en ese contexto sería “absurdo” no reconocerle el derecho a la vida. Finalmente acotó que “la transparencia” no radica en la “trasmisión del debate”, sino en atenerse al marco jurídico.

Sandra Pedace (Diseñadora gráfica): Anticipó que ya había contado su historia en la Marcha por la vida del 25 de marzo. Refirió que en el 2010 llegó un hijo no planificado y que durante el embarazo le avisaron que el pequeño quiste, que le habían extraído previamente, era un tumor maligno. Los médicos le aconsejaron abortar para iniciar su tratamiento de quimioterapia, pero ella se negó. “Siempre hay esperanza para el que apuesta a la vida”.

_________________________________________

NOTIVIDA, Año XVIII, Nº 1101, 17 de mayo de 2018

Editor: Lic. Mónica del Río

Página web: www.notivida.org

Email: notivida@hotmail.com

Para suscribirse al boletín ingrese aquí

_________________________________________

Citando la fuente se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos contenidos en cada número del boletín.

 

ABORTO: 11º PLENARIO DE COMISIONES - 17 DE MAYO- TURNO MAÑANA

Seguinos en facebook

NOTIVIDAAño XVIII, Nº 1100, 17 de mayo de 2018

ABORTO: 11º PLENARIO DE COMISIONES – 17 DE MAYO - TURNO MAÑANA

Comenzó esta mañana la undécima audiencia sobre la legalización del aborto. A continuación, la síntesis de las exposiciones.

Samuel Seiref (Tocoginecólogo): Sostuvo que se presenta al aborto como una dicotomía: a favor o en contra y añadió que los médicos responden, “depende”. Indicó que nadie desconoce lo que significa un embarazo “no deseado” y que todos nos plantemos qué hacemos con las mujeres que están embarazadas y no quieren seguir adelante. “¿De qué hablamos cuando decimos aborto?”, inquirió, y agregó que a las 6 semanas ya se puede ver al embrión con sus latidos y que poco después se aprecia su morfología. “Los médicos tenemos dos pacientes”. Recordó las restricciones previstas por la ANMAT para la comercialización y distribución del misoprostol, y denunció que circula “libremente” como protector gástrico.

Laura Klein (Escritora): Contó que abortó y agregó que la mujer, en esta situación, “está entre la espada y la pared”, la gestante querría “no estar embarazada” o perderlo “espontáneamente”. “Todos sentimos que un aborto no es homicidio”, aseguró que muchos conocemos a personas que abortaron y casi nadie a un asesino. “El Código Penal no equipara aborto con homicidio”, subrayó.

Juan Ignacio Ruiz (Médico, Especialista en salud pública): Explicó que todas las investigaciones que se realizan en salud evalúan el impacto que las políticas y las leyes tienen en el área salud, pero, para el aborto, no se usa una metodología rigurosa.  Los impulsores de su legalización han usado “información sesgada”, la mortalidad materna disminuyó en todo el mundo en el siglo XX, por mejoras socioeconómicas, el impacto de la educación y las mejoras en la atención de la salud.

Beatriz Janin (Psicoanalista): Recordó que se había hablado de trauma y de duelo post aborto y afirmó que no se puede asumir que todas las mujeres lo padezcan, o lo transiten del mismo modo. Aseguró que un embarazo y un parto no aceptado pueden costar más psíquicamente que un aborto. “Un embrión en un hijo cuando se lo ha soñado”. “Lo que está en juego en la pérdida, es el modo en lo ha significado la mujer”. “Sería una crueldad seguir criminalizando el aborto”. 

Paola Paulini (Psicóloga, JuCum): Mencionó que hacen acompañamiento de adolescentes con embarazos “no deseados” y dijo que el “aborto jamás es una solución”. Destacó la precocidad de las relaciones sexuales y las consecuencias del embarazo no buscado. “El aborto profundiza la cultura patriarcal machista que se dice querer erradicar”, enfatizó. “El mayor capital que tenemos como Estado es el capital humano, construyamos políticas de cuidado y de prevención”. Al final contó que su mamá estuvo a punto de abortarla, porque fue una embarazada muy joven y vulnerable, pero, al recibir ayuda, siguió adelante.

Solange Verón (“La hoguera”): Su asociación es miembro de la “Campaña por el derecho al aborto” y acompaña a mujeres que abortan en Tierra del Fuego. Contó la experiencia de mujeres que han abortado y fueron perseguidas judicialmente. Añadió que nadie les habla a estas mujeres de “las violaciones dentro de la pareja” o de la “ILE”. “Los derechos reproductivos y sexuales están en retroceso”.

Matias Pedernera Allende (Profesor de Derecho Constitucional, UNC): Dijo que hay normas que se aprueban por unanimidad, “por el fuerte interés público que hay en el tema” y añadió que muy lejos de esto, están los proyectos en estudio. “La afectación del derecho del otro, mina la unanimidad”. Distinguió entre penalización y legalización. Explicó que el legislador no tiene total libertad para decidir sobre esto y que no puede desconocer los límites que impone el marco legal vigente. Recordó el principio de razonabilidad y que el derecho desplaza las razones. Concibió paralelismos entre el aborto y la pena capital, planteándolo como temas de salud y seguridad pública. También hizo una analogía entre la legalización del aborto y la corrupción. Pidió “derecho a nacer para todos”.

Iñaki Regueiro (Área de Género de la Asesoría General Tutelar, Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires): “El derecho a decidir sobre un cuerpo gestante” es un derecho humano. Sostuvo que no hay que limitar la autonomía de la mujer, pero tampoco permitir la eliminación por causa de malformaciones fetales, y que eso se supera eliminado la expresión de causa. Para Regueiro toda “persona gestante” tiene derecho a hacer un análisis prenatal y a “decidir”. "El aborto selectivo por discapacidad, sexo u otro motivo no se salda con cárcel o muertes por aborto inseguro".

Sara Critto (Abogada): Alegó que las leyes de aborto tienen un efecto nulo en la reducción de la mortalidad materna y que sólo el 40% de las maternidades en nuestro país cumplen con condiciones obstétricas aceptables. Mencionó las tasas de mortalidad materna de otros países, entre ellos, India y Polonia. Ejemplificó con distintos delitos que abundan en nuestro país y que no por eso se pide la despenalización. “¿Vamos a legalizar la violencia física contra las mujeres porque existe?”

Alicia Barrionuevo (Abogada): Comenzó fustigando los argumentos provida y elogiando a la jurista Aida Kemelmajer. Sostuvo que la planificación familiar es “algo intimo en lo que el estado no tiene que interferir”, pero que sí debe fijar las condiciones y poner al alcance de todos los servicios de salud necesarios. “No hay derechos absolutos”. “Así como no podemos obligar a una mujer a implantarse un embrión, tampoco podemos obligarla a llevar adelante en su cuerpo un embrión que no desea. Y eso es un derecho inalienable”.

Alejandro Barceló (Pte. del comité de ética del Htal. de la Madre y el Niño, La Rioja): Describió distintas situaciones que surgen de la relación médico-paciente cuando la mujer pide un aborto. Y concluyó que, en las propuestas, “el médico pasa a ser un sujeto pasivo que espera recibir órdenes, aun cuando sean en contra de la salud de las personas involucradas.  El ser humano deja de ser sujeto para pasar a ser objeto”. “Todos los seres humanos tienen derecho a nacer en Argentina”. El feto tiene que pasar ahora, afirmó, por una suerte de “filtro que es la decisión de un tercero”. “Defendemos ambas vidas”. “Toda vida vale”.

Jenny Durán (“Católicas por el derecho a decidir”): Recordó al Código Penal y al Fallo FAL. Habló de la “lucha del movimiento de mujeres” y resaltó que la “Campaña por el derecho al aborto es ahora una actora política”. Llevó un video de la audiencia en la que le reclamaron a la CIDH la despenalización y legalización del aborto en Argentina. “Hace más de doscientos años que nos liberamos de la corona y de la Cruz”.

Angeles Márquez Ricchieri (Pediatra): Mostró una nítida ecografía de 12 semanas de gestación e hizo escuchar los latidos del corazón del bebé. Después preguntó “¿quién es capaz de afirmar que esto no es un ser humano?” “¿Cómo se puede negar lo que es tan evidente?” De todos modos, advirtió, la mera posibilidad de una vida humana obliga a cuidarla, “nadie tiraría una bomba sobre una habitación sin saber si adentro hay gente”. “El ser humano es más que un organismo pluricelular. “No ser deseado no lo hace menos humano, sí más vulnerable”.

Marisa Fournier (Socióloga, Diplomatura en género Univ. de Gral Sarmiento): Mencionó “gestaciones no oportunas” y situaciones de violencia familiar. Describió presiones, tanto de parte de parejas, como de familias que “imponen” el aborto. Proclamó “yo aborté”, “para correrse de la culpabilización injusta”. Explicó que pertenece a la ong “Conurbanas” y que su agrupación hizo una encuesta indagando sobre situaciones cercanas de aborto y que recopilaron relatos de aborto. 

P. Marcelo Barrionuevo (Centro de Estudios de Bioética, Tucumán): Destacó que pertenece a la provincia más chica y más poblada del país, y que en el corazón de su gente “resuena el espíritu de la Independencia”. Compartió su experiencia de cura, “el pueblo, quiere y respeta la vida”. Habló del genoma humano y resaltó que “no hay seres humanos de primera o segunda calidad”. Recordó la protección a la vida que dan los tratados internacionales y la Constitución de su provincia. “Observamos con tristeza que Buenos Aires decide lo que debe hacer el interior profundo”. “Este debate distrae la realidad de la crisis por la que atraviesa la Argentina”. “¿El aborto es lo que necesita Argentina hoy?”, preguntó. “Nuestro país no se va a salvar con el dinero que viene de afuera y mucho menos con la supresión de la vida”. Exhortó a los diputados de Tucumán a no dejarse confundir en Buenos Aires. “El interior necesita vida, no muerte”.

Radi Blas (Activista Queer): “No se puede reducir a las mujeres, el sujeto de los derechos sexuales y reproductivos”. Narró que fue un impulsor de la “Ley de identidad de género” y recordó sus alcances, “nuestro país reconoce la existencia de hombres con capacidad de gestar”. “Fuimos testigos de hombres trans que abortaron” dijo, y se quejó de se siga hablando del aborto como si fuera “privativo de las mujeres”. Pidió que la ley considere a “hombres trans y otras personas no conformes con el sexo femenino asignado al nacer”.

Ana Valoy (Pastora evangélica de la Fundación Epasi, Tucumán): Describió la relación entre abuso sexual y aborto. Afirmó que, en caso de abuso, practicar el aborto sin hacer la denuncia y haciendo desparecer el cuerpo, implica dejar suelto al violador para que siga abusando. “Ni siquiera para los violadores hay pena de muerte, pero para los hijos que engendran sí”. Pidió leyes que reduzcan los abusos sexuales, mencionó concretamente la investigación por reincidencia y los registros de ADN. “Maldito garantismo que cobija abusadores”. “Los pedófilos, los proxentas y los tratantes sexuales”, estarían a favor de esta ley, afirmó.

María Teresa Mockevich (Abogada, Red Federal de Familias de Tucumán): "Nunca pensé que iba a llegar el momento en el que las personas decidiéramos quién va a nacer y quién no”.  “La vida es el primer derecho humano”. Destacó que hace una semana San Miguel de Tucumán se declaró ciudad provida, al igual que ya lo eran otras siete ciudades de la provincia. Mencionó a los tratados internacionales con rango constitucional, enfatizando que “en Argentina se es niño desde la concepción”. “Nuestro país se ha obligado internacionalmente a respetar la vida”. “No violen la constitución”, si quieren avanzar refórmenla. “Hoy, como está el escenario jurídico en Argentina, el proyecto no puede aprobarse, no es viable la despenalización del crimen del aborto”, subrayó. Mencionó los juicios de EEUU (Roe vs Wade y Doe contra Bolton). Sostuvo que el fallo FAL es nulo y que “no cumple con los requisitos básicos de una sentencia”. Pidió que el estado proteja a la embaraza en riesgo y exhortó a apoyar el expediente 324/18 que impulsa en la cámara la Red Federal de Familias.

Manuel Ignacio Chavarria (Director de relaciones interministeriales del Ministerio del Interior de la Nación): Aclaró que, en pro de la división de poderes, hablaba a título personal. Celebró la discusión sobre la despenalización del aborto. Destacó el modo en que avanzaron los abortistas, pero estima que no representan a la mayoría de los argentinos. Es una discusión centralista que no está en la agenda de la mayoría de la población del país, señaló. Exhortó a proteger las dos vidas y afirmó que la “justicia social” de la que tanto se habla exige “legislar por las madres y por los hijos”. Elogió la reducción de la mortalidad infantil y materna que se produjo durante la gestión de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

_________________________________________

NOTIVIDA, Año XVIII, Nº 1100, 17 de mayo de 2018

Editor: Lic. Mónica del Río

Página web: www.notivida.org

Email: notivida@hotmail.com

Para suscribirse al boletín ingrese aquí

_________________________________________

Citando la fuente se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos contenidos en cada número del boletín.

 

martes, 15 de mayo de 2018

ABORTO: 10º PLENARIO DE COMISIONES - 15 DE MAYO- TURNO TARDE

Seguinos en facebook

NOTIVIDAAño XVIII, Nº 1099, 15 de mayo de 2018

ABORTO: 10º PLENARIO DE COMISIONES – 15 DE MAYO - TURNO TARDE

Concluyó esta tarde la décima audiencia sobre la legalización del aborto. A continuación, la síntesis de las exposiciones.

María Elena Ale (Socorristas en Red): Relató experiencias de mujeres que abortaron y describió varios métodos caseros. Afirmó que “no hay ninguna política de estado que haya reducido las muertes por aborto” y que esa cifra disminuyó por el accionar de “las mujeres organizadas”. “El aborto es una forma de resistir a la moral de los que se oponen”. “Este debate histórico es parte de nuestras conquistas”.

Ayelén Alonso (Estudiante de medicina, Fundación Barceló): Contó que estuvo a favor de la legalización del aborto, hasta que cursó bioética y conoció los datos “reales” de países que ya han despenalizado. “El cuerpo no miente y todo lo que pasa en él, lo recoge el cerebro”. “La terminación del embarazo, sea espontánea o inducida, es un proceso evaluado como negativo”. “El 80% de las mujeres se arrepiente de haber abortado”.

Luz Díaz (Médica, Socorristas en Red de Jujuy): Mencionó la historia de mujeres que están solas y abortan, algunas de zonas rurales y otras de barrios humildes de la capital jujeña. “Dijo que la mayoría de los abortos que realiza su agrupación se acogen a la “causal salud integral”. “Estamos favor de una vida digna, libre y feminista”.

Cristina Fuentes (Radio Popular, San Luis): Compartió el testimonio de una víctima de abuso que quedó embarazada a los 14 años y se comunicó con la radio. Una especialista le planteó a la joven madre “los tres caminos posibles: abortar, criarlo o darlo en adopción”. Con la ayuda de un equipo interdisciplinario, la menor optó por la vida y finalmente ella misma cuida de su hija.

Brenda Stolze (Socorristas en Red, Río Negro): Dijo que las mujeres de la provincia “todavía se encuentran con dificultades” a la hora de abortar, especialmente por “el desconocimiento legal de los profesionales de la salud”. Ellas “acompañan” en su aborto a 300 mujeres al año aproximadamente, los motivos que dan las gestantes que se contactan con las “socorristas” son, entre otros: “me acabo de separar”, “no quiero otro hijo” y “estoy estudiando”.

Adalberto Assad (Asociación Árabe Argentina): “La vida es sagrada en el islam, por eso la regla básica es la prohibición del aborto”. En general, “el aborto se considera como un infanticidio o un asesinato”. En los primeros estadios tampoco es lícito abortar “salvo que el feto cause dificultades graves a la madre”. La anomalía del feto no es causal de aborto “salvo que le traiga problemas serios a la gestante” y “se puede abortar sólo antes de que el alma ingrese en el cuerpo”.  

Clara Nocetti (Médica, “Red de profesionales por el derecho a decidir”): Al no existir marco normativo “hay profesionales que le deparan a las mujeres un trato inhumano cuando abortan”. En la formación médica, en la UBA, todavía “prima la medicina legal”. “Las muertas por aborto clandestino nunca traspasaron los claustros de la Universidad”. Aprendimos de “los acompañamientos de mujeres hechos por feministas y lesbianas”.

Cinthia Casais (Voluntaria de Elegir Sonreír): Ayudan a niñas y adolescentes abusadas. Contó su historia personal, es hija de un padre adicto y de una madre depresiva, quedó embarazada a los quince años y se practicó un aborto. Pensó que su angustia iba a ser pasajera pero su dolor fue creciendo y tuvo varios intentos de suicidio. Abortó cinco veces en un lapso de dos años, hasta que conoció a un grupo de personas que la acompañó y la ayudó a sanar, formó una familia y ahora tiene dos hijos. Pidió ayuda para embarazadas en situación de vulnerabilidad, porque lo que vivió, alegó, “no fue por la clandestinidad sino por el acto de abortar en sí mismo”. 

Agustina Escalante (Militante feminista, Corrientes): dijo que apelaba a la “realidad de las mujeres que encuentran la muerte por la clandestinidad del aborto”. Supone que su provincia “fue declarada provida por la injerencia de la Iglesia”. Mencionó elementos caseros que, según ella, usan para abortar en las zonas rurales de Corrientes.

Pedro Andereggen (Abogado, ProFamilia): “En materia jurídica se debe resolver por los principios y no por una contienda”. La legislación le “reconoce la personalidad al embrión y es arbitrario fijar un plazo hasta el que se pudiera abortar”. Andereggen consideró que no se pueden ampliar las causales de no punibilidad hoy vigentes. Exhortó a los legisladores católicos a ser coherentes con sus principios.

Carolina Centeno (Médica, Chaco): “El debate fue traído al Congreso por las mujeres como un problema de salud pública”. Para Centeno, un problema de salud pública es una “realidad insatisfactoria que se puede cambiar”, y la prioridad no se fija sólo por el número de muertes sino por la evitabilidad de esas muertes y la inequidad social de la que surgen. “No toda muerte en salud pública es evitable e injusta”. 

Pablo Gottardi (Estudiante de Ingeniería, La Rioja): Dijo que “una de cada doscientas” mujeres violadas queda embarazada y agregó que “si nos alarma el número de violaciones tenemos que multiplicar por 200 a las mujeres que piden el aborto por esta causal”. Afirmó que tres de cada cuatro mujeres violadas que quedan embarazadas optan por el aborto y que “el 80% se arrepiente de haberlo hecho”.

Carolina Demetri (Militante feminista Corrientes): Aseguró que los colegios católicos de su provincia le ponen trabas a las alumnas que quedan embarazadas. Habló de la “libertad para decidir”, “abortar a esta altura es un asunto económico”, “es una decisión íntima y resulta inútil entrometerse”. Pidió “aborto digno” porque, según contó, tuvo la experiencia de abortar sin anestesia por falta de recursos económicos.

Eduardo Guarnera (Médico): A raíz de lo que había dicho la médica del Chaco resaltó que la “salud pública”, es algo estrictamente “público”, es decir, “que obedece al interés de todos”, por lo que “el aborto no se puede encuadrar en ella”.  Recordó que se habla de medio millón de abortos al año, y eso significa, puntualizó, que perdemos 500.000 personas al año, “el equivalente a la población de la ciudad de Santa Fe”. Remarcó que con el aborto se pierden esas 500.000 personas, más su posible descendencia.

Luisa Kuliok (Actriz): “La marea verde alcanzó, las calles, los trabajos y las reuniones. Antes estaba un poco solita pero hoy soy multitud”. “Le estamos ganando la batalla al miedo y a la ignorancia”. “La decisión de no tener un hijo es de un acto de responsabilidad”.

Alicia María Torres (Trabajadora de Salud pública, Jujuy): “No adherimos a ninguna de las dos posiciones, irreductibles, que son las más visibles en este debate”. “Los proyectos presentados no son factibles en las condiciones actuales de los servicios, pero con rechazarlos no cuidamos la vida de nadie”. “La mayoría de las muertes maternas en el país no son por aborto”. “Los proyectos en estudio parecen desconocer las barreras con las que se encuentra la población para acceder a los servicios de salud”. Pidió “prevención del embarazo”.

María Inés Zigarán (Ministra de ambiente, Jujuy): Su provincia es intercultural y con “mujeres muertas por aborto”. Sostuvo que Jujuy tenía una de las tasas más altas de delitos contra la integridad sexual y de muertes por aborto clandestino. Afirmó que esas tasas bajaron, pero siguen siendo muchos los embarazos adolescentes. “No se puede maternar lo que no se deseó”. Habló del caso Romina Tejerina y de otros que trascendieron mediáticamente.

Gustavo Legmane (Iglesia catedral de la fe): Comentó que es un sobreviviente de un aborto y que lo supo cuando tenía 12 años. “Todos somos importantes, yo lo soy” y se habla de medio millón de abortos “como si no fuera nada”. Le pidió a los diputados que denuncien a los que reconocen “ser cómplices del delito de aborto”.

Claudia Haro Vázquez (Activista trans): “Las personas que están en contra de esta ley están llenas de prejuicios”. Citó a la ley de “matrimonio igualitario” y a la de “Identidad de género”, a continuación, mencionó a las personas trans que murieron por prácticas deficientes de hormonización y de colocación de siliconas; e hizo un paralelismo con la clandestinidad del aborto.

Néstor Míguez (Pastor de la Iglesia Metodista):  desde su experiencia afirmó que las leyes no solucionan problemas, a veces ayudan y otras los complican. Las leyes que prohíben y condenan son las que menos ayudan. “Las decisiones no son casi nunca personales, hay un entorno que incide”. Dijo que “hay situaciones laborales, sociales y económicas que también son condicionantes”. Señaló que en Cuba el estado se hace cargo del aborto, pero luego deriva a la paciente al servicio de salud reproductiva. “No se trata de abortaste y hasta la próxima”, subrayó. Enfatizó que “las situaciones son complejas y requieren soluciones integradoras”. Fustigó la gestión del Gobierno actual.

Maria José Gérez (“Mala Junta”, Rosario): Fue una de las activistas que organizó a las primeras “socorristas” de su ciudad. Le habló especialmente a los varones, porque “detrás de todo embarazo no deseado hay un cuerpo fecundante y un eyaculador irresponsable”. Cargó contra los varones provida que hablan del bebé y contra los que no consideran a los anticonceptivos masculinos. “Los hombres nos quieren con vida, pero no nos soportan libres”.

Jael Ojuel (Ginecóloga del Dpto. de bioética de ACIERA): “El que justifica el aborto justifica la pena de muerte”. “Los que estudiamos medicina no tenemos dudas sobre el comienzo de la vida humana”. Habló de las capacidades del embrión. Reclamó campañas de “planificación familiar” y “anticoncepción” y pidió que se facilite la adopción. Mencionó que realizan jornadas gratuitas en el conurbano bonaerense en las que reparten anticonceptivos. Demandó “defender a los que tienen vida y no tienen voz”.

Indiana Guereño (Asociación Pensamiento Penal): Tienen “un área de género” y un observatorio que analiza expedientes penales y muestra “buenas y malas prácticas”. “El sistema penal se dirige a las personas fáciles de atrapar”, “la mujer que pide el aborto en el hospital es una presa fácil”. “Se privilegia el castigo por sobre el derecho a la salud, lo que es intolerable en un estado de derecho”.  “Los profesionales de la salud siguen violando el secreto profesional, denuncian a las mujeres y se dicta prisión preventiva”. “A las mujeres se las juzga desde un rol estereotipado de género”. Destacó que su asociación adhiere a la legalización del aborto.

Ma. del Rosario Aguerre (Abogada): “¿Quiénes somos nosotros para decidir quién debe vivir y quién no?” “Sé lo que es transitar un embarazo inesperado”, dijo, y contó que lo vivió cuando era estudiante, entonces exclamó “¡claro que no es fácil que tu vida cambie en un minuto!”. Aseguró que “hay muchas cosas para solucionar e implementar antes de pensar en el aborto”. “Hablamos de igualdad para todos, ¿dónde están los deseos de los varones que quieren ser padres?” “¿No queremos una Argentina solidaria e inclusiva?”, interpeló. “Por favor, no dejemos solo a nadie más”.

Yanina Muratore (Asociación de Trabajadores Sociales): Acompaña a mujeres que quieren “interrumpir su embarazo”, mujeres que se sienten “sometidas” por la forma en que le “infunden la culpa”. El aborto “es un derecho humano”.  Pidió reforzar los métodos de aspiración manual porque entiende que hay mujeres que por su condición económica no pueden abortar en sus casas. Reclamó “justicia social”.

Liliana Lázzaro (Pedagoga, Fampaz): Mencionó que pasó por la experiencia del aborto y que es muy doloroso, aunque, como en su caso, se haga en un hospital público. Acotó que estaba de novia con el jefe de obstetricia del nosocomio y él mismo se lo practicó. “Hizo muy bien la práctica, pero me arruinó la vida”. “No existe el procedimiento seguro”.

Luciana Sánchez (Abogada de “Lesbianas y feministas por la descriminalización del aborto”): Habló del manual que hicieron en 2012 para enseñar a abortar con pastillas. Comentó que la línea telefónica de su asociación, “Más información, menos riesgo”, está atendida mayormente por lesbianas que a diario responden al llamado de “entre 10 a 20 mujeres y hombres trans”.  Dirigiéndose a sus “compañeros” legisladores de Unidad Ciudadana que aún no se han definido expresó: “Si Evita viviera sería abortera y tortillera”.    

Alberto Solanet (Justicia y Concordia): Machacó la definición que da la Academia Nacional de Medicina, sobre el inicio de la vida. Trajo a la mente lo dicho en el mismo estrado por un filósofo de Flacso: “Saquemos a la Verdad de la cuestión pública”. Habló de las excusas absolutorias previstas en el art. 86 del Código Penal y subrayó que una es eugenésica y que la otro devino en abstracto con el avance de la ciencia. A los niños por nacer no los alcanzan los “derechos humanos ni el Inadi”. Habló del Fallo FAL “que constituyó uno de los mayores prevaricatos de la historia”. Describió a las adolescentes, “coptadas por las organizaciones aborteras”, que se pintan y vociferan frente a las catedrales.

Juan Bautista Fos Medina (Abogado, Faminat): Comenzó expresando su asombro por la discusión que lo llevó hasta el Congreso, a la que calificó de enorme retroceso. Mencionó normas vigentes y enumeró a las diez constituciones provinciales que consagran el derecho a la vida desde la concepción. “Esta discusión está prohibida por la ley fundamental”, afirmó. Sostuvo que debatir esto es peor que discutir la esclavitud y que aún sancionado, no sería ley porque carecería de la “necesaria orientación hacia el bien común”. Le pidió a los legisladores que no se dejen “colonizar por ideas foráneas”. “El aborto es un crimen, es una suerte de homicidio agravado por el vínculo”. “Es una calamidad para una nación”, “es un elemento de dominación política en un país subdesarrollado”. “Es un retroceso como civilización y como país”.

_________________________________________

NOTIVIDA, Año XVIII, Nº 1099, 15 de mayo de 2018

Editor: Lic. Mónica del Río

Página web: www.notivida.org

Email: notivida@hotmail.com

Para suscribirse al boletín ingrese aquí

_________________________________________

Citando la fuente se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos contenidos en cada número del boletín.

 

ABORTO: 10º PLENARIO DE COMISIONES - 15 DE MAYO- TURNO MAÑANA

Seguinos en facebook

NOTIVIDAAño XVIII, Nº 1098, 15 de mayo de 2018

ABORTO: 10º PLENARIO DE COMISIONES – 15 DE MAYO - TURNO MAÑANA

Las audiencias sobre la legalización del aborto comenzaron el 10 de abril y culminarán el 31 de mayo, hoy se realizó la décima. A continuación, la síntesis de las exposiciones de esta mañana.

Guillermo Yacobouchi (Vicepresidente de la Com. para la Reforma del Código Penal): “El individuo no nacido es persona para el derecho, indiscutiblemente”. “Es una restricción constitucional insalvable”. “El proyecto excluye al individuo no nacido”, “lo considera un indeseado, un enemigo”. “Presupone un fuerte cambio constitucional y la modificación del Código Civil”. Explicó que en el proyecto no aparece la posibilidad de reflexión de la embarazada, no hay entrevistas previas. “En la comisión consideramos la no punibilidad de la mujer” y “en los casos punibles no hay privación de la libertad”.

Nina Brugo (Abogada, “Campaña por el derecho al aborto”): Se quejó de la gente que aconseja seguir con el embarazo y darlo en adopción, serían “mujeres traumadas que gestan un ser para regalarlo”. Recordó que hasta hace poco no se consideraba la “violación marital”, que estima “muy frecuente”. Para Brugo, “la interrupción del embarazo es un derecho, avalado por tratados internacionales”.

Miguel Carrillo Bascary (Profesor de Der. Constitucional, Univ. Nac. Rosario): “Los derechos humanos son evolutivos e irreversibles”. Ante una colisión de derechos hay que inclinarse por resguardar al más débil” y “ante la duda proteger”. “Ninguna ley puede coartar un derecho existente”, “no se puede disminuir la protección que hoy tiene el derecho a la vida”. “Los DDHH son irreversibles”, repitió. Hay nueve constituciones provinciales que garantizan el derecho a la vida, aseguró, y “una ley como ésta afectaría el federalismo”.

Angela Ferreyra (Militante LGBT de “Devenir Diversa”): Describió al aborto “seguro” y, sorprendentemente, afirmó que “el aborto es la primera causa de mortalidad materna en Argentina”. Se quejó del precio del misoprostol y mencionó cifras sobre los gastos que provoca la atención de las mujeres con complicaciones post aborto. Según Ferreyra, como el aborto “seguro” es más barato, “con su legalización se beneficia toda la sociedad”.

Carolina Conte (Abogada, UNCuyo): Narró que a los 19 años se realizó un aborto. Ocultó su error por diez años y tuvo depresión. Recién en un nuevo embarazo “materializó” lo que había hecho. Afirmó que “las mujeres abortan por miedo y soledad”. “Las mujeres en situación de vulnerabilidad necesitan apoyo”. Argentina tiene que encontrar un camino superador, en lugar de “copiar experiencias internacionales que fracasaron”.

Gustavo Pecoraro (Escritor): Se autodenominó “puto”, con el fin de “transformar el insulto, en orgullo”. También se presentó como “persona viviendo con VIH” y recordó que al inicio se los consideró la “peste rosa”, pero que desde 1996 las obras sociales cubren su atención sanitaria. Destacó que obtuvieron “la provisión gratuita de medicación”, pero a “las mujeres gestantes le expropian su autonomía corporal”. Pidió suministro gratuito de misoprostol.

Pablo De Zanzo (Médico Patólogo, USAL): “Ser médico es asumir un compromiso con toda vida humana”. “El médico no daña, cura a veces, pero siempre acompaña y alivia”. Describió el comienzo de la vida y las características del ADN. Mostró textos de embriología de diferentes países (Israel, Rusia, China) y remarcó que todos refieren del mismo modo el inicio de la vida. “El programa genético comanda, desde el principio, la interacción con el organismo de la madre”. “Es una interacción beneficiosa para la madre y el hijo”.

Julián Rodríguez Prassolo (Ginecólogo, Red de Profesionales por el derecho a decidir): “Debería ser sólo una discusión entre mujeres”. Contó que estudió medicina en Cuba y que trabajó en el Programa de Salud Sexual de la provincia de Buenos Aires. Pidió que se creen espacios interdisciplinarios con “enfoque de género” en los centros de atención primaria, para atender abortos. “Cualquier persona capacitada puede suministrar la medicación para realizar un aborto”.  “Tiene que haber consejerías en todas partes”.

Walter Ghione (Pastor evangélico y dirigente político, Sta.Fe): Mencionó el Protocolo de Aborto no punible de Santa Fe e hizo hincapié en que “el aborto es violencia”, agregó que Rosario, su ciudad, está a la cabeza en esa problemática. “El estado que facilita el aborto después abandona a la mujer”. Narró que en Rosario se ejerce presión sobre las mujeres, “lo primero que le dicen a una embarazada es que puede abortar”.  “Una ley es un mensaje que se baja a la sociedad”. 

Lorena Barabini (Trabajadora social, Neuquén): Se presentó como militante peronista. Habló de los abortos hechos “con tallo de perejil” y del supuesto perjuicio que la clandestinidad provoca en las mujeres pobres. Criticó la gestión del actual Gobierno en materia de salud sexual y reproductiva.  

Ana María Lugaro (Psicóloga): Habló de las consecuencias del aborto, “un acontecimiento traumático”, en el que los padres pasan “de protectores a destructores”. “Las víctimas de violencia victimizan, a su vez, a los que están en inferioridad de condiciones”. La paciente que abortó “niega la pena y la angustia”, parece estar ciega, explicó. Hay “incapacidad de perdonarse a sí misma”, ansiedad, insomnio, miedo, desesperación, búsqueda de relaciones abusivas, actitudes escapistas e ideación suicida. Destacó que los hombres también quedan afectados por el aborto.

María Azul Dragone (Estudiante y Militante del “Frente empoderadas”): “Las mujeres nacemos resistiendo un sistema que nos oprime”, “el sistema patriarcal”. Reclamó una sexualidad “libre y segura” y criticó a un colegio católico de su provincia que “adoctrinó” a los niños en contra de la ley.

Oscar Cornejo Torino (Colegio de Médicos de Salta): Leyó la declaración que emitió la entidad que representa, que entre otras cosas dice: “El concebido es un nuevo individuo de la especia humana, con su identidad genética única, diversa del padre y de la madre. No se trata de un órgano ni de una modificación benigna o maligna del cuerpo de la madre”. El médico salteño destacó que el aborto “no es una praxis médica” y que “no es inocuo para la mujer que se lo practica”.

Virginia Franganillo (expresidente del Consejo Nacional de la Mujer): Fue presidente del CNM y -según dijo- dejó ese cargo cuando el ex presidente Menem se alineó con el Vaticano en el tema del aborto, pero estima que “su renuncia dejó una marca”. Enmarcó en esa lucha feminista la situación actual y anticipó que “la marea verde se volverá mostrar el 3 de junio”. 

Martin Schwab (Abogado, Especialista en jurisprudencia hebraica): ponderó a las diputadas abortistas por su compromiso con “una idea”, “gracias a ellas nosotros mejoramos”. Entiende que hay una suerte de empate en la cámara y en la sociedad. “No se puede someter a las mujeres a ser héroes”, “el estado debe estar para aliviar el calvario de nueve meses que hay en el embarazo no deseado”. Propuso “entregas anónimas de bebés”, es decir, volver a algo parecido a lo que eran las casas de niños expósitos.

Natalia Skovgaard (Médica generalista, Red de Profesionales por el derecho a decidir): Trabaja desde hace diez años en Morón, en el “acompañamiento” de mujeres que abortan. Allí “fueron entendiendo que el aborto es legal” y lo empezaron a tratar como “cualquier otro problema de salud”: dieron turnos, indicaron ecografías, suministraron medicación y difundieron folletería. Lo convirtieron en “política de estado” en el Municipio.

Claudia Pirán (Cantante, Fundación “Ayudarte” de San Juan): Se presentó como “un feto que corrió el riesgo de no nacer”. Relató su historia personal, fue la hija “no deseada” de una mujer “valiente” que la dio en adopción. Le está agradecida a su mamá biológica porque le permitió vivir y a su mamá adoptiva porque la crio. Hay hijos que “no laten en el vientre, pero se amarran al alma y al corazón”.        

Manuela Begino Lavalle (Estudiante secundaria): Fustigó a la Iglesia y a sus enseñanzas, con expresiones como: “La Iglesia controla nuestras vidas y nuestros cuerpos porque el estado se lo permite”.  “Antes no nos permitían votar ahora no nos dejan decidir, es la conciencia clerical”.

Carlos Reyes (Dpto. de Cs Fisiológicas de Medicina, UBA): Habló del aborto como “desaparición forzada de personas” y contó que fue jurado en una tesis en la que la doctoranda habló de la necesidad de la ley para realizar prácticas eugenésicas. Criticó los eufemismos usados por los abortistas para referirse a la terminación de la vida de un ser humano concebido y en desarrollo. Mostró imágenes del cigoto y de su natural progreso, extraídas de un libro de texto de embriología, muy utilizado. “El poder económico que gobierna al mundo, quiere controlar la natalidad en los países periféricos”. 

Carlos Resozzónico (Pediatra, Cba): Departió sobre la experiencia de su provincia y dejó antecedentes legislativos. “El embrión humano es un ser humano único e indisponible”. Describió las características del genoma humano. “El embrión tiene su código y sabe lo que va a hacer, no se lo dice la madre, hay independencia”. “Las células del sistema nervioso tienen características neurales desde el primer momento”. “No hay un instante del desarrollo en el que cambie el ser, hay continuidad”. “El feto experimenta dolor, tiene sensibilidad”. “El feto tiene alma, por eso es persona”. “El ser humano no es sólo materia, hay un alma que le da forma”.

Carlos Velazco Suárez (Pediatra, Hospital de Clínicas): “Mi vocación es cuidar la salud de los niños”. Explicó que el principio de no maleficencia es el más importante para ellos, los actos médicos “tienen que comenzar por no dañar”. “El aborto daña a los dos componentes del sagrado binomio: madre e hijo” porque “el aborto no es inocuo para la mujer”. Acompañó a madres que cursaban un “embarazo no deseado”, refirió que a veces evaluaban la posibilidad de abortar por presiones o recomendaciones del propio sistema de salud. “Ninguna madre se arrepiente de no haber abortado”.  Reclamó un estado presente “que defienda en serio la salud física, psíquica y moral de las madres”.

Jorge Bulacio (Psiquiatra): Conoció por su trabajo a personas que pasaron por un aborto. “El aborto se lleva a la vida del feto pero además parte de la vida de la mujer y del hombre”. “Cada aborto afecta a tres personas” y cada aborto que se evita beneficia tres personas”. Refirió muchos casos de pacientes que sufrieron distintas enfermedades tras un aborto. Distinguió entre el psicópata, el neurótico y el perverso, y lo aplicó a la posible sanción de la ley.

_________________________________________

NOTIVIDA, Año XVIII, Nº 1098, 15 de mayo de 2018

Editor: Lic. Mónica del Río

Página web: www.notivida.org

Email: notivida@hotmail.com

Para suscribirse al boletín ingrese aquí

_________________________________________

Citando la fuente se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos contenidos en cada número del boletín.